El inocente

(Santiago Unamuno)

Con la belleza de tu amanecer
Por la brisa sonrisa de tu blanco querer
No me veras caer

Por el canto tu voz de encanto y manso corazón
Con tu abdomen llano y cobrizo a la perfección
Acontecerás atardeceres sin dejarme oscurecer
No me veras caer

Con la gracia que llevan y llaman tus pies
Por tus besos de brazas
Y labios que abrazan
No me veras caer

Por el candor con el que te dejas querer dormitando al anochecer
Con el tesón de tu amor que atiza mi corazón
Solo verás resplandecer

Santiago Unamuno

Lic. Ciencias Políticas Poeta

Comunidad

;